¿Como evitar los errores en motos y sus consecuencias?

Las Motos más potentes disponen de prestaciones de infarto.

La educación vial es para todos.

Los que conducen motos como el resto de vehículos que circulan por las carreteras.

Extremar la precaución no es suficiente, mejor una cultura y conciencia de que las motos existen y existirán siempre. Te guste o no deguste.

Este vídeo muestra los resultados y sus Consecuencias.

La actitud que tomas como conductor de la moto también juegan un rol fundamental al momento de evitar accidentes.


Hay que ser consciente de que conducir una moto tiene sus riesgos

y que siempre hay medidas que puedes tomar para viajar seguro:

Moderar la velocidad.

La principal causa de accidente es el exceso de velocidad. Las motocicletas más potentes disponen de prestaciones de infarto. Una moto de 5.000 euros ofrece prestaciones equivalentes a las de un superdeportivo, con aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos.

Con una velocidad máxima superior a los 180 km/h.

Cualquier vehículo es un peligro con ruedas. Ante estas prestaciones y la falta de medidas de seguridad pasivas, la moderación de la velocidad y la escrupulosa adaptación de esta velocidad a las posibilidades de la vía se convierten en aspectos vitales.

La anticipación.

La conducción de una motocicleta se basa en gran medida en la anticipación de las maniobras. Cualquier conductor impulsivo tiene boletos de sobra para tener un accidente. Las maniobras deben ser fluidas y precisas y para ello deben preverse las situaciones complicadas.

Engranar la marcha adecuada.

Es el elemento fundamental de esa conducción responsable. Para ello, muchos expertos aconsejan probar la moto en circuito para evaluar las reacciones en condiciones exigentes y velocidad elevada. Tras llevar una moto en circuito, el retorno a velocidades legales hace que la sensaciones ante el manillar mejoren y la conducción sea más segura.

La ley de Murphy se ha de tener en cuenta.

Si una maniobra de cualquier otro vehículo en la vía es posible (aunque sea ilegal) debe ser tenida en cuenta. Es típico el giro indebido de un coche hacia una calle y que arrolla a la moto que intenta un rebasamiento por la derecha, un cambio de carril inesperado para buscar una plaza de aparcamiento, que un coche atraviese una calle en ambar, que pese a un ceda al paso un coche asome el morro y bloquee el paso…

Mantenimiento.

Cualquier vehículo con escaso mantenimiento es más peligroso. En el caso de las motocicletas el asunto resulta prioritario ya que cualquier disfunción mecánica o dinámica lleva aparejado un riesgo directo para el conductor y su pasajero.

El estado de los neumáticos.

Es uno de los más importantes. Para una circulación en ciudad a baja velocidad parece menos relevante, pero una curva a velocidad elevada y marcha larga requiere de neumáticos en buen estado y amortiguación firme.

Si los neumáticos están gastados o típicamente cuadrados (más desgastados en la banda central que en los laterales) la entrada en curva es menos fluida y se producen imprecisiones en el trazado que pueden conllevar a una caída.

Condiciones y entorno.

Quizá uno de los factores que más influyen en que se produzcan accidentes sea el climatológico. Las mayores pérdidas de adherencia se producen en los primeros momentos tras el inicio de la lluvia.

Es entonces cuando el conductor desea llegar cuanto antes a su destino para evitar terminar empapado y el riesgo de caída se incrementa. El polvo y la tierra mezclado con las primeras gotas de agua crea una película sobre el asfalto que favorece los resbalones.

La pintura, los pasos cebra y las líneas de separación, son también causa de caída habitual.

La moto debe adaptarse al conductor y sus necesidades.

Una moto demasiado grande, demasiado pesada para la corpulencia del piloto, demasiado potente para la experiencia acumulada, demasiado pequeña para el peso del conductor.

En general, cualquier adjetivo sumado a ‘demasiado' incorpora elementos de riesgo que deberían ser previstos por el propietario de una moto.

No tiene sentido aventurarse regularmente en vías rápidas con motos poco potentes, ni callejear con una máquina de dos ruedas de más de 300 kilos.

Si lo que atrae de una motocicleta son todas aquellas características que precisamente pueden asociarse a ‘demasiado' será necesario extremar las precauciones y no dejar que la adrenalina enturbie el sentido común.
Si quieres conocer toda la información: » leer más aquí.

 



♣ Contenidos similares que te pueden interesar.

Opt In Image
Suscríbete y Recibe GRATIS
una Guía PDF única que te ayudará:
Cómo hacer bien un buen Presupuesto
de los Gastos del Hogar de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.
¡Te Sorprenderá!

» Más información Aquí.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos aseguramos de que no seas un SPAM (Mensaje basura) -- We make sure that you are not a spam message