Conoce la relación de tus pensamientos con tu economía.

Conoce la relación de tus pensamientos con tu economía


En muchas áreas de la vida los pensamientos
juegan un papel importante.

Mantener ideas positivas en ciertas situaciones puede ayudarte
a solucionar problemas y a llevar la vida de una mejor manera.

 

Las finanzas personales no son la excepción a la regla.
Tener pensamientos negativos recurrentes sobre el dinero que posees te limita a crecer financieramente.
Creencias infundadas como:
“mi futuro es ser pobre porque vengo de una familia humilde” o
“no ahorro porque mi salario no me alcanza”
empiezan a convertirse en realidades de tu vida, ya que, a través de las acciones que realizas que solo confirman esos pensamientos negativos.

Según señala cnnexpansion.com: “esas ideas tienen su origen en la historia familiar de cada persona y el contexto en el que ésta se ha desarrollado”.

Por ejemplo, si un individuo vivió cuando niño un episodio donde sus padres discutían por dinero, crecerá creyendo que el dinero equivale a tristeza y conflicto.

Si te sientes estancado financieramente,
debes revisar la siguiente lista de pensamientos
y asegurarte que no estés auto flagelando tu crecimiento
económico con los mismos.

 

· El dinero es sucio.
Esta es una de las creencias más populares entre la gente, ya que muchos padres hacen creer a sus hijos que el dinero es sucio, por haber pasado por muchas manos, con frases como “sácate ese billete de la boca, quién sabe dónde habrá estado”. Esto afecta la psicología del niño, que crecerá pensando en el dinero como algo desagradable.

 

· Los millonarios no hicieron su fortuna honradamente.
Otra de las creencias populares es que las personas adineradas son corruptas y su fortuna proviene de actos ilícitos. Lo que desmotiva a las personas, creyendo que con un trabajo legal nunca podrán ser ricos.

 

· Mi destino es ser pobre, como mis padres.
Los hijos tienen la obligación de superar económicamente a sus padres. Sin embargo, si no llega a darse esta situación, no hacen nada por revertirlo, ya que se escudan detrás de la excusa de haber nacido en una familia humilde.

 

· El salario no me rinde.
Este es uno de los pensamientos más recurrentes y de más fácil solución. Si el dinero no te rinde debes hacer un plan donde compares tus ingresos con tus gastos, para poder conocer tu presupuesto real y administrarte mejor.

 

Como has visto, muchos de estos pensamientos
carecen de fundamento.

Y vienen de nuestros padres, así que, si tienes hijos, trata de mantenerte positivo y sembrar en ellos pensamientos positivos acerca del dinero, quizá sea la clave para que tengan éxito en un futuro.

Con información de: » 6 pensamientos que sabotean tus finanzas.


» El autor de la imagen es: FOTOLIA.com



♣ Contenidos similares que te pueden interesar.

Opt In Image
Suscríbete y Recibe GRATIS
una Guía PDF única que te ayudará:
Cómo hacer bien un buen Presupuesto
de los Gastos del Hogar de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.
¡Te Sorprenderá!

» Más información Aquí.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *