Razones por las cuales fracasan las funciones corporativas.

Razones por las cuales fracasan las funciones corporativas

 

Funcionalidad.
Las empresas basan su estructura funcional en sus departamentos, los cuales tienen una serie de atribuciones y de competencias delimitados. El sistema en que se organiza la compañía se corresponde con los objetivos organizacionales, por lo que cuando existe un departamento o subsistema que no tenga razón de ser para tales fines, la empresa tendrá irremediablemente un problema de funcionalidad.

El impedimento del flujo armónico de los procesos empresariales acabará matando la esencia productiva de la organización, en este sentido es importante que cada parte de la mega estructura empresarial sea revisada y reevaluada acerca de la importancia de su existencia y su trabajo específico.

En asuntos de dinero y de empresas, no cabe espacio para las improvisaciones. Contratar asesores externos y actuar conforme a la experiencia exitosa en otras áreas, puede llevarnos por el camino correcto a hacer más viable y sostenible a mediano y largo plazo esa empresa. Pero ¿Qué puede generar resultados negativos? Te lo decimos, a continuación.

 

 

Falta de experiencia.
Muchos nuevos empresarios ven la posibilidad de hacer el negocio de sus vidas por una idea que pareció bastante creíble llegaría a ser un éxito rotundo. Cuando no somos capaces de ver más allá de nuestras narices, sino, simplemente, dejarnos llevar por la intuición, vamos directo al despeñadero.

En los negocios jamás han resultado las ideas sin fundamento real, ya que las investigaciones previas y la aplicación de estrategias efectivas es lo que puede dar resultados significativos, pues se optimizan los recursos y se factura mucho más, que dejándole todo a la suerte y a los milagros.

 

Ideas muy grandes para bajísimo capital.
El presupuesto de entrada de una gran corporación es elemental para arrancar al ciento por ciento la producción. Y es que aunque se trata de una pyme, tener capital que nos permita solventar diversas vicisitudes es fundamental para no morir en el intento.

Además, contar con capital al inicio de la vida útil de la empresa permite realizar inversiones que requiere el negocio para entrar de forma indicada al mercado.

 

Personal incompetente.
Muchos grandes empresarios vuelven su empresa personal en una caja chica para su familia. Los ponen a trabajar en su corporación dirigiendo cargos de envergadura sin percatarse que sin el conocimiento adecuado pueden tomar decisiones que pongan en riesgo el esfuerzo de tiempo, dinero y energía de los accionistas.

Existen muchos factores que pueden hundir una empresa sin siquiera haber ésta iniciado sus actividades. No permitas que esto suceda contigo. Si tu idea está bien pensada y tienes todas las de ganar, cuenta siempre con los mejores del ramo.

 

Fuente: Emprendedoresynegocios.es

Fuente de la imagen: » FOTOLIA.com

 

 

 



♣ Contenidos similares que te pueden interesar.

Opt In Image
Suscríbete y Recibe GRATIS
una Guía PDF única que te ayudará:
Cómo hacer bien un buen Presupuesto
de los Gastos del Hogar de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.
¡Te Sorprenderá!

» Más información Aquí.

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *