3 Hábitos emocionales de las personas felices

Hábitos emocionales de las personas felices muy interesantes

 

La felicidad es una actitud.
No es mentira el dicho que reza que la felicidad es una actitud, no una circunstancia; de manera que es importante saber que no se nace con felicidad, pero siempre es posible darle una pincelada a los días más grises que puedan hacerse parte de nuestra vida.

Aunque existan cosas que hagan daño o hieran emocionalmente, las cuales no pueden cambiarse, no cabe duda que siempre vale la pena sonreír ante las adversidades, para que cada día sea un poco más ligero.

 

El antídoto para la permanecer felices.
Las personas felices son las que más dificultades tienen, pero saben cómo ponerle una sonrisa a cada problema, porque han descubierto que el antídoto para toda mala circunstancia es reconocer que las cosas negativas son parte del camino y que son necesarias para evolucionar.

En este sentido, las vicisitudes no son obstáculos propiamente, sino una posibilidad de crecer y entender el propósito para el cual estamos en el mundo.
Con base en esto, y a la autonomía que define a las personas felices, estos son algunos de sus hábitos más importantes:

 

Entienden que su felicidad es su responsabilidad


1.- Entienden que su felicidad es su responsabilidad.

Las personas felices conocen la responsabilidad que tienen para con su propia vida. En ellos no hay un gramo de victimización sobre lo que pudo haber sido y no fue, o sobre lo que fue y no debió haber sido.

Lo cierto es que estos sujetos son seres que no guardan rencor y que por sobre todas las cosas no tienen ninguna intención de ser dependientes de nadie más.

Para ellos, su vida es su historia y nadie más va a contarla. De tal manera que la gente feliz no cae en dilemas absurdos sobre la plenitud, porque simplemente la construyen.

 

2.- Prefieren evitar o dejar pasar lo malo que alguna vez sucedió.
Este tipo de gente no se enfrasca en problemas del pasado, ni en asuntos irreparables sobre su presente; simplemente se centra en su vida y entiende que parte del crecimiento personal es enfrentar las dificultades y superarlas para poder tener paz. Las personas más felices son seres llenos de una capacidad para comprender que los problemas no definen a nadie, sino la forma en que son superados.

 

3.- No se toman las cosas de forma personal.
Las personas felices son seres de una amplia madurez emocional, por esa razón es que no ven los problemas como parte de su ser, sino como una circunstancia. En resumidas cuentas, ellos no guardan rencor y siempre están dispuestos a tomar las cosas con la capacidad de comprender que no todas las personas son iguales.

 

La gente feliz sabe que todo lo que quiera ser depende solamente de sí misma.

Fuente: woman.es

 


CONTENIDOS SIMILARES

Opt In Image
Suscríbete al blog y
recibe gratis la guía PDF
Cómo hacer bien un buen Presupuesto
de los Gastos del Hogar de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.

Tu email jamás será
compartido con nadie

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *