Padres que saben ser buenas madres

 Padres que saben ser buenas madres

 

¿Quién dijo que los padres no saben atender a sus hijas pequeñas?
Cada día aumentan más los hombres que han aprendido a deslastrarse de las costumbres sociales de que ellos son para no atender los asuntos del hogar y mucho menos tener que hacerse cargo de las cosas de los hijos.

 

Padres que comparten más con sus hijos.
La verdad es que cada día que pasa parece que los hombres dejan atrás los convencionalismos sociales machistas y se dan la oportunidad de compartir más con sus hijos y de ser posible hacer roles impensados en varias décadas atrás.

 

Un padre puede ser el hombre de la casa.
Esto es una muestra real de que el verdadero amor no tiene que esconderse tras personajes creados por sociedades machistas, sino que un padre puede ser el hombre de la casa y a su vez hacer sentir a sus hijos que son personas en las que ellos pueden tener un amigo en todo sentido.

 

 

Los padres que cuidan de sus hijas.
Está comprobado que aprenden a sensibilizarse por las necesidades que sus pequeñas tienen en el tiempo juntos, convirtiéndolos en hombres que no tienen ningún problema en ser lo que sus hijas requieren.

 

La relación padre-hija siempre es especial.
Porque para los hombres nada es más importante que la protección que deben brindar a su familia, especialmente a su pequeña princesa.

Al respecto, cada día a través de las redes se dan a conocer hombres que demuestran su voluntad de ser más que alguien común en la vida de sus hijas, para convertirse en un apoyo incondicional.

Aceptando roles que jamás se hubiesen imaginado que podrían desarrollar, como encargarse de las tareas de la casa y dedicar tiempo de calidad a sus hijos, destacando su participación activa en la vida de estos y cuando se trata de hijas, son los que atienden con todo el amor del mundo.

 

Y es que el amor de un padre por su hija.
Es siempre el más sincero y el que sin duda termina sorprendiendo a todos, porque demuestra que un papá hace lo que sea necesario para que su hija esté bien, a pesar de no tener las habilidades que una mujer pueda desarrollar con la práctica, como cocinar o, incluso, peinar a su hija.

 

Un padre ejemplar.
Al respecto, las redes sociales exhiben con regularidad videos en los que se demuestra que, si bien es cierto que los hombres son el sexo de la fuerza, rudeza y la protección física, también pueden ser individuos con una sensibilidad por sus hijas, capaz de ser un padre ejemplar, y todo lo que sea necesario por verlas felices.

Fuente: Un poquito de gracia

 


CONTENIDOS SIMILARES

Opt In Image
Suscríbete al blog y
recibe gratis la guía PDF
Cómo hacer bien un buen Presupuesto
de los Gastos del Hogar de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.

Tu email jamás será
compartido con nadie

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *