7 Técnicas para memorizar lo que estudias.

Técnicas para memorizar lo que estudias


Recargados de información.
Cuando estamos muy recargados de información, a veces concentrarse y memorizar se vuelve cuesta arriba.

Los estudiantes universitarios suelen tener muchas asignaciones académicas y trabajan al mismo tiempo, haciéndoles mucho más complicado estudiar y lograr comprender y retener todo lo que leen o aprenden.

Algunas investigaciones indican que de todo lo que leemos, al menos el 10% es retenido por nuestra memoria, mientras que el porcentaje restante suele desecharse en cuestión de segundos de nuestra mente.

Si te urge memorizar absolutamente todo lo que lees, este artículo es para ti.
Te damos las herramientas para que obtengas mucha información y la almacenes en tu cerebro satisfactoriamente, sin dejar nada relevante por fuera.

Presta atención a los siguientes puntos:


1.- Reúnete para estudiar.
Intentar almacenar información cada vez más y más extensa a través de la lectura es bien complicado e inútil. La forma ideal de aprender es creando un grupo de estudio, en el cual cada miembro tenga la oportunidad de expresar sus comentarios acerca de determinado tema, lo cual permitirá que los estudiantes absorban de forma lógica lo que han leído.

Escuchar el punto de vista de los demás respecto a una misma información, abre la mente y la perspectiva respecto a determinado tema.

 

2.- Encuentra algo que te interese.
Es más fácil recordar algo que te interesa que algo que no te mueve para nada. Por eso si un te gusta un tema, probablemente tengas más facilidad para aprender sobre él.

 

3.- Concéntrate.
Hacer muchas cosas al mismo tiempo es inútil si se trata de memorizar. Lo mejor que puedes hacer es dedicar un día o lapsos en el día de leer sin hacer nada más.

 

4.- Lee antes de dormir y al despertarte.
Está científicamente comprobado que justo antes de dormirnos y después de levantarnos es que las informaciones se fijan mucho más en el cerebro, sin tanto esfuerzo.

 

5.- Descansa lo suficiente.
A veces, la causa de que nada nos quede en la mente es la falta de descanso. La mente se embota y pasa factura. En este sentido, duerme hasta sentirte descansado y bien para seguir estudiando.

 

6.- Relaciona lo que estás aprendiendo con lo que ya sabes.
Probablemente, existen aspectos dentro de eso que estudias que guardan estrecha relación con tus actividades cotidianas o con tu trabajo. Usa toda esa experiencia para asociar ambas cosas y verás qué fácil se te hará memorizar.

 

7.- Saca conclusiones de lo que aprendiste.
Luego de leer y haber comprendido toda la información, tómate un tiempo prudencial para sacar tus propias conclusiones. Esto te permitirá cerrar el ciclo de estudio, dándote la certeza de que, en efecto, has comprendido todo.

 

Cuando estamos muy recargados de información, a veces concentrarse y memorizar se vuelve cuesta arriba.

Fuente: Ve.emedemujer.com

  

  

  

PREGUNTAS Y RESPUESTAS ARTÍCULOS RELACIONADOS

Opt In Image
Suscríbete al blog y
recibe gratis tu guía PDF
Cómo hacer bien tu Presupuesto
de tus Gastos de forma eficaz
y mejorar tus Finanzas.

* He leído y acepto la Política de privacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.